martes, 23 de diciembre de 2014

PIENSO EN LA VIDA AL RECORDAR....


Recuerdos
Iluminan los rincones de mi mente
Recuerdos nublados de acuarela
De como fuimos

Imágenes dispersas 
de sonrisas que quedaron atrás 
Sonrisas que nos dimos uno al otro
Por como fuimos
¿Puede ser que todo fuera tan simple entonces?
¿O el tiempo ha reescrito nuestros recuerdos?

Si pudiéramos vivir de nuevo esos momentos 
Si tuviéramos la oportunidad de revivirlos
Dime ¿lo haríamos?
¿Todo volvería a ser igual?

Cuesta recordar lo que nos produce dolor
Y decidimos olvidarlo simplemente
Recordaremos las risas cada vez que pensemos
Tal como éramos

(Canción de la película Tal como éramos de Marvin Hamlisch, Alan Bergman y Marilyn Bergman).

domingo, 7 de diciembre de 2014

A TRAVÉS DE LA ETERNIDAD



A través de la eternidad
La Belleza descubre Su forma exquisita
En la soledad de la nada;
coloca un espejo ante Su Rostro
y contempla Su propia belleza.
Él es el conocedor y lo conocido,
el observador y lo observado;
ningún ojo excepto el Suyo
ha observado este Universo.

Cada cualidad Suya encuentra una expresión:
la Eternidad se vuelve el verde campo de Tiempo y Espacio;
Amor, el jardín que da la vida, el jardín de este mundo.
Toda rama, hoja y fruto
revela un aspecto de su perfección:
los cipreses insinúan Su majestad,
las rosas dan nuevas de Su belleza.

Siempre que la Belleza mira,
el Amor también está allí;
siempre que la belleza muestre una mejilla sonrosada
el Amor enciende su fuego con esa llama.
Cuando la belleza mora en los oscuros vallecitos de la noche
el Amor viene y encuentra un corazón
enredado en los cabellos.
La Belleza y el Amor son cuerpo y alma.
La Belleza es la mina, el Amor, el diamante.

Juntos han estado
desde el principio de los tiempos,
lado a lado, paso a paso.

(Poema de amor de  Yalal ad-Din Muhammad RUMI)

lunes, 17 de noviembre de 2014

FUERA DEL SILENCIO




Soy el alba que se libera de la oscuridad;
Cesa en tu pesar y ven a mí: soy la Profundidad.
¡Quieto!... ¡Quieto!... Sabe que soy Dios;
Únete a Mí y escucha mi voz.
Borra el escrito del palimsesto
Dentro de tí, que el tiempo ha impuesto,
Y escribe de nuevo en la limpia superficie:
"Soy todo Quietud, Sabiduría y Justicia".
Estoy solo; tú eres el único arte en Mí;
Yo soy la corriente de la Vida que corre en ti.
Soy la substancia que cubre todo el universo
Yo soy el Ser puro por quien las cosas son verso.
Soy el Espíritu que mora en tus profundidades;
Ten consciencia de mi presencia... sin ansiedades.
Interprétalo... En ti está tu propio cielo.

( Poema de James Rhoades, elegido por sus hermosos versos por Paul Brunton, y que aparece mencionado en su libro "El Sendero Secreto)





                                           

domingo, 2 de noviembre de 2014

YO Y EL UNIVERSO



Nos miramos y queremos vernos en el otro

Él me examina y quiere adivinar mis ríos y zonas secas, ver en mí astros moviéndose alrededor de un centro magnético, ve la luz reflejada en mis ojos y la interpreta como estrellas, piensa que más lejos habrá más estrellas ocultas por la distancia, hace dibujos imaginarios uniendo mis puntos de luz, ve un oso, o una gaviota, parezco estar en el centro de algo, pero solo es un efecto óptico, pasa mucho tiempo mirándome y le resulto familiar, hay algo que reconoce y siente simpatía,  por lo que al fin, cree que soy solo un reflejo de él mismo.

Me siento observada, tengo esa sensación inexplicable en la nuca, esta tan tan lejos mi universo que puedo crear cualquier cosa con lo que alcanzo a ver a través del Espacio, puedo trazar líneas con mis dedos y luego elegir las más bellas, a esas les daré nombres para no perderme entre tanta luz. Desde donde yo observo parece estar rotando a mi alrededor como en un baile de salón las paredes cuando me dejo llevar.

Se que hay algo mío en él, algo que echo de menos y que no puedo recordar, por eso siempre miro al Universo y siento que nos pertenecemos mutuamente.

lunes, 27 de octubre de 2014

INDIA



He leído estos días un libro imprescindible de Paul Bruton "La India secreta", cuenta sus experiencias como periodista en la India, buscando la racinalidad de las practicas yoguis y de los hombres que las llevan a cabo, va conociendo a distintos personajes y relatando las experiencias físicas y espírituales que tiene con ellos, me ha encantado poder leer y saber el pensamiento y las vivencias del autor, como si conversara cada tarde conmigo y mientras tomamos té me pusiera al corriente de todas sus aventuras, los párrafos siguientes están entresacados de un capítulo del libro en el que describe el otoño y sus atardeceres en la India.

....

"Son casi desconocidas aquí las prolongadas tardes otoñales de Europa. Allí por el oeste, una bola de fuego llameante hace su recorrido en descenso para hundirse en la jungla. Adopta un marcadísimo tono naranja como preludio de su rápida desaparición de la bóveda celeste. A su alrededor el cielo toma todos los colores del espectro, regalando nuestros ojos con un festín que ningun pintor podrá producir jamás.

Los campos y los bosques que nos rodean han entrado en un tranquilidad e éxtasis. Ya no se oyen los gorjeos de los pajarillos. La charla de los monos salvajes ha cesado. El gigantesco círculo de ojo fuego desaparece rápidamente en otra dimensión. La cortina del crepúsculo cae aún más espesamente y muy pronto el panorama de serpesantes lenguas de fuego y de colores extendidos se hunde en la oscuridad...

La calma penetra en mis pensamientos, la belleza de todo me llega al alma. ¿Cómo puieden olvidarse estos tranquilos minutos que el destino nos ha asignado, pues nos inducen a jugar con la idea de que problamente se oculta un Poder benevolente y bello detrás del aspecto cruel de la vida? Esos minutos avergüenzan nuestras horas de todos los días. Salen del oscuro vacio como un meteoro para iluminar el fugitivo sendero de esperanza y desaparecen en seguida de nuestra conciencia."

...

(Extrato del libro La India Secreta de Paul Breton)

viernes, 3 de octubre de 2014

LLEGA EL OTOÑO



El color perfecto, intenso, más denso me llena de reflexiones, de recuerdos, se que debo mirar al frente, que todo lo que queda hacia atrás del la línea del tiempo ha desaparecido.
Los amigos, los momentos, ya no están, pero mi memoria dice NO, aún hay algo aquí, conmigo, de ellos, de todos los que me importaron y a los que importé, de otros otoños.
Mi conciencia está lejos de mi mente, se sitúa en mi corazón, en mi tacto, en todo lo que me trae de nuevo sensaciones de los instantes de mi vida compartidos.

Miro los árboles y digo míralos conmigo, miró al mar y otras miradas convergen sobre la mía, presto mi presencia a los que se fueron y espero ser su ventana a un nuevo otoño.

jueves, 11 de septiembre de 2014

VERDE Y AZUL




"La luna, una luna limpia y bruñída que ofrecía en un cielo diáfano sus más puras platas, prestaba luces frías e inciertas a un raro y alucinante paísaje. Primero, dominandolo todo estaba el mar; un mar laminado por la calma de la noche..."
(Extracto de la novela "La hora azul", de Dario Fernandez-Florez)


Verde y azul es el color del mar al atardecer en la Bahía de Almeria, un lugar de encuentro de sirenas, calidas aguas vivas como las llaman los marineros, que esconden nuestros juegos, alli hay rocas esculpidas con nuestras imagenes tan deterioradas por el paso de los años que parecen simples rocas con formas caprichosas.

En otros tiempos cantamos en sus costas, ahora nuestra musica y danza son timidas y nadie puede vernos, el tiempo no es lineal en nuestra especie y entramos y salimos de él con nuestros recuerdos, que siempre son inmediatos, una suerte o un conflicto mental segun la emoción que lleva lo que nos ocurrió.

viernes, 25 de julio de 2014

GRECIA


Entre el agua y la piedra,
la rosa, el áura...tú
lucirás tu belleza pensativa...
El prado florido
hollarás con tus pasos de ingrávida armonía...
Déscalza, caminando,
esparciendo sonrisas
preciosa escarcha, aroma de tus labios,
sobre los lirios malva,
la azucena y la orquídea...
¡Eres la Primavera
ática de la vida!...
Boticelli soñaba
tu figura en la niebla color lila...
soñaba tu cabello
con la vid y la espiga
entrelazado o suelto como un río......

("Diafanas sombras sobre mi espejo" de Bernardo Martín del Rey)

sábado, 26 de abril de 2014

LA SIESTA



Son las tres de la tarde, julio, Castilla.
El sol no alumbra, que arde: ciega, no brilla.
La luz es una llama que abrasa el cielo;
Ni una brisa una rama mueve en el suelo

Desde el hombre a la mosca todo se enerva;
la culebra se enrosca bajo la yerba:
la perdiz por la siembra suelta no corre,
y el cigüeño a la hembra deja en la torre.

Ni el topo, de galbana, se asoma a su hoyo,
ni el mosco pez se afana contro el arroyo:
ni hoza la comadreja por la montaña,
ni labra miel la abeja, ni hila la araña.

La agua el aire no arruga, la mies no ondea,
ni las flores la oruga torpe babea:
todo al fuego se agosta el seco estío:
duerme hasta la langosta sobre el plantío.

Sólo y o velo y gozo fresco y sereno:
sólo yo de alborozo me siento lleno:
            porque mi Rosa
            reclinada en mi seno
            duerme y reposa.

Voraz la tierra tuesta sol del estío:
más el bosque nos presta su toldo umbrío.
Donde Rosa se acuesta brota el rocío,
susurra la floresta, murmulla el río.

¡Duerme en calma tu siesta, dulce bien mío!
¡Duerme entretanto
que yo te velo: duerme,
que yo te canto!

(Poema de Zorrilla, "la siesta" se publicó por primera vez en La Ilustración ESpañola y Americana, con una dedicatoria del autor que decía así:"Al poeta Grilo - Mi querido Antonio: Te dedico esta composición, cuya fama te debo, porque la has lucido recitándola con esntusiasmo en las regiones del gran mundo y ya ni Madrid ni yo sabemos si es tuya o es mía- En abril de 1877)

sábado, 19 de abril de 2014

HORIZONTES PERDIDOS


Tenemos el mar:
es nuestro su hondo estallido...
tocan sus olas en nosotros,
vaivén de va y viene...
gaviotas del pensamiento,
arrugas en la frente...
navegantes del corazón,

Nuevo Mundo que nos enciende...
Tenemos el mar:
galeotes de nuestra pasión,
en el más alla del que no se vuelve.
Horizontes perdidos,
olas del corazón
arenas de llegar y verte.

Playa a donde núnca estás
y dejas que te sueñen.
Por los caminos del mar
-campos para que los siembres-
soledad e inmensidad entre sí se entienden.
Malvarrosa de coral
ciñendo el hueco de tus sienes.

Las estrellas en la mar se pierden...

(Juan Manuel Naveros Burgos -"Desde mi mundo"-)

miércoles, 9 de abril de 2014

LA CONDESA DE LA ALHAMBRA




Las sirenas pensamos que cada era tiene sus propios miedos, a lo largo de nuestras vidas, no siempre todo tiempo pasado fue mejor, como dice la sabiduría popular. No somos los mismos desde que nacemos, aunque salimos de esa semilla que fuímos y grandes o pequeños pertenecemos a esa especie. Que miedo da el cambio, de uno mismo y de todo a nuestro alrededor y que inutil proponorse no sentirlo, está por todas partes, pero sobre todo en el interior de los que más le tememos.
Solo se paralizan algunos momentos quedando helados en la mente, imborrables, cuando escuchamos cante hondo muchas emociones se despiertan parece que un duende pasa junto a ti y te dice: eso, tu también lo sentiste...
Esta y otras emociones se viven en la novela "La condesa de la Alhambra", de Pedro Blanco Naveros, editorial Alhulia, como ejemplo, este pequeño párrafo y su cante:
"Armado del valor y del salero de su raza se subió al estrado, pidió a un guitarrista que rasgase las cuerdas de su instrumento y cantó el fandango más profundo y con más quejío que lo hubiera hecho nunca, mirándola fijamente con sus grandes ojos negros.
<< Qué bonita es la extranjera
De melena tan dorada
Su corazón yo quisiera
Reflejarme en su mirada
Y amanecer a su vera. >>"

sábado, 15 de marzo de 2014

TUS OJOS



Tus grandes ojos negros que brillan como estrellas
no sé qué tienen que recuerdan mar y cielo...
No sé qué tienen que entre sus dulces luces bellas
como las olas mecen la nave de mi anhelo.

Tus negros grandes ojos - dos sistemaas solares-
como la mar inmensos, como el cielo profundos...
No sé qué tienen que hablan lenguajes de mundos,
de países ignorados y remotos lugares.

Cuendo en ellos me miro sólo veo indecibles
abismos y gigantes muros impetnetrables...
¡Tus grandes ojos negros que con luces terribles
como las olas mecen a mi alma indomables!

Son como dos diamantes misteriosos y bellos,
donde asoma la luz como un eco lejano.
-¡oh, mujer! -¡de tu espíritu son los destellos
de invencibles secretos que me ocultan tu arcano!...

(Juan M. Naveros -Almería Misteriosa-)

miércoles, 5 de marzo de 2014

HOMENAJE





Una vez escuche que, como las pirámides, hay mujeres que sortean el paso del tiempo, mi madre era una de ellas, siempre bella, siempre fresca y alegre, creativa y eternamente joven.
La arena del tiempo pasaba por ella y solo la redondeaba como a las montañas, permanecía en pie haciendo barrera contra cualquier contrariedad, protegiendo a su familia.

Permanece en todo lo que una vez estuvo cerca de ella, mi padre la llamaba “su gacela” y así es como ella se movía, tenía dos preciosos nombres que la definían, Ángela Cristina, siempre hay miembros en las familias alrededor de los que se hace balance de los antepasados y el futuro, ella era la figura que definía el tiempo y paisaje familiar, la protagonista, como novia, como madre y como abuela, siempre el personaje más importante de su entorno.

De niña se deslizaba por una montaña en las afueras de Huercal-Overa, junto a la carretera, porque pensaba que algún director de cine pasaría y prendado de su agilidad la contrataría como artista, actúo de jovencita en el teatro y se quedó en blanco recitando, nadie se dio cuenta porque nadie esperaba nada más que verla hablar y sonreír, solo mirarla era gratificante.

Tenía una memoria excelente y se hizo maestra, así llegó a Olula del Campo y vivió dejando algo inolvidable en sus alumnos, después fue madre, y sobrevivió con mi padre, que también era maestro en Palomares, en tiempos de cambios tras la guerra civil española, con sopas de acelgas del campo y cartillas de racionamiento, allí pasó los años que luego se recuerdan a lo largo de la vida con más ardor.

Nacimos mis hermanos y yo, la vida continúo impermanente cada detalle, con ella como sólida unión de eslabones, mamá, Angelita, Geli…

Mi madre

martes, 4 de marzo de 2014

SI EL AHORA TUVIERA PODER





A veces, un vacío nos traga y nos deja callados, lejanos de todo, ausentes, tal que el tiempo no existe en realidad, nuestra mente nos trae fragmentos vividos diversos, de los que estamos insatisfechos y el rememorarlos nos arañan, parece que pensar de nuevo en ellos los mejorará, pero solo inquietan y abstraen del presente.

Bien dicen que somos expertos en eludir el AHORA y vivir rememorando o soñando, pensamos: esa persona con ese pasado precisamente soy yo, el me ha modelado y sin él ¿quién sería?, y a la vez, nos proyectamos y ansiamos ser en el futuro algo que aún no somos, el presente ese instante que es tan difícil de atrapar se queda sin nosotros, solo nuestra envoltura esta en ese espacio tiempo, la mente se pasea por la línea de la vida hacía atrás o delante.

Siento que estoy en el ahora cuando amo, el amor me hace ser inminente, ahora amo, justo en el instante, en el ahora siento la belleza, de otra persona que me deslumbra, o de un paisaje, en el ahora, el impulso de intentar permanecer en el momento perfecto, de hacerlo durar y disfrutarlo.

domingo, 2 de febrero de 2014

ARENA MARINA




Soy una roca en el acantilado, la más bella roca, la más vertical y abrupta, las olas me acometen una y otra vez, 

Los temporales me sumergen durante un tiempo bajo el manto del agua salada, los cangrejos quedan sobre mi superficie, una y otra vez

Parezco indestructible, dura y radiante ante la adversidad del clima, mi superficie escurridiza hace resbalar todo, una y otra vez

Pero en primavera, cuando siento la suavidad del sol, me desmorono
Me convierto en arena cuando el sol me seca, siento que he resistido sola

Y me doy pena, y la pena me rompe y me hace aristas,
me desmorono en polvo, me pierdo al caer, cada vez queda menos de mi.

sábado, 18 de enero de 2014

TESTIMONIO


Lo que mis manos no pintan
lo pinta mi pensamiento...
Cuanto mis ojos han visto
lo digan fieles mis versos.

Lo mismo pintan la rosa,
que la luz azul del cielo,
o las visiones sin nombre
que acudemn a mí en los sueños.

Y pinto con mis pinceles
-la paleta -el sentimiento -
mojando entre los colores
del manantial del tintero.

Y mi voz es clara luz,
son mis palabras destello,
de alegría o de tristeza
según la tinta que encuentro

(Juan M. Naveros Burgos "Tra el marco de mi ventana"
Almeria 1971)
Related Posts with Thumbnails